Cuenta regresiva en la ASE, en 120 días listo análisis de observaciones

Ex funcionarios y proveedores se ponen a temblar

0
135

Daisy Verónica Herrera Medrano
Reportera

La cuenta regresiva empezó para los ex funcionarios del Gobierno del Estado, Ayuntamientos y organismos públicos descentralizados que debían solventar las tres mil 794 observaciones que la Auditoría Superior del Estado (ASE) hizo al ejercicio de la cuenta pública 2016.

En 120 días el análisis de lo que respondieron a la ASE estará listo y será procesado al Congreso del Estado y en los casos donde se compruebe el quebranto del monto observado se dará parte a la Procuraduría de Justicia y/o a la Fiscalía Anticorrupción.

Con las reformas vigentes a la Ley de Disciplina Financiera de la Entidades Federativas, no solo los ex funcionarios deberán ponerse a temblar, sino también aquellos particulares que establecieron algún tipo de proveeduría con los entes públicos y cuya erogación no fue justificada plenamente.

El Auditor del Estado, Jorge Espino Ascanio, explicó que esta semana el cuerpo de auditores de la ASE dio inicio a las revisiones de cada una de las contestaciones que les hicieron llegar los ex funcionarios y a las que se agregan el resultado de las compulsas que se realizó con particulares.

Los trabajos que inicia la Auditoria esta semana son para ver que solventaron y que se quedó pendiente para después de ello proceder a lo que siga legalmente, “hacer los requerimientos de lo que no haya sido solventado y las cuestiones de las sanciones administrativas si fuera en su caso o de alguna otra índole judicial o penal”.

En el caso de los particulares, es decir aquellas empresas con las que se establecieron contratos de proveeduría, indicó que por cada ente se realizó una compulsa para verificar que la operación indicada sea real y en los casos donde no resulte real, ni cierta “fincaremos la responsabilidad correspondiente y haremos las notificaciones a las autoridades que corresponden”, señaló.

Las sanciones aplicables para ex funcionarios podrían ser en los casos menores de tipo administrativas como amonestaciones, apercibimientos públicos o privados, inhabilitaciones o inclusive penales.

En el caso de los particulares indicó también aplican las sanciones económicas sobre aquellos casos que se deban turnar a la Secretaría de Finanzas para exigir el cobro coactivo y en el caso de los tipos penales, se turnaran a la Procuraduría o a la Fiscalía especializada.

Las revisiones al gasto público que motivaron las observaciones, ayudaron a la ASE a detectar que gran cantidad de las adquisiciones o contratos de proveeduría efectuados con dinero público no se hizo en estricto apego a las normas de adquisiciones.

“No se tuvo el cuidado de lo que dice la normatividad: que las empresas tienen que estar inscritas en un padrón. No están inscritas en un padrón y no encontramos a las empresas, cuando están en el padrón el que las registra tiene la certeza, tiene el acta constitutiva, registros del SAT, etcétera, pero hubo muchas que no estaban”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here