Expediente

0
116

 Zika, ataca feo a Cd. Victoria

Azahel Jaramillo Hernández


Uno.- El zika ya es una epidemia en Tamaulipas…las principales ciudades están siendo afectadas desde hace cosa de 15 días, y por alguna razón que desconocemos la capital Ciudad Victoria es la más severamente golpeada por el referido zika.

¿Por qué el zika le está pegando más a Ciudad Victoria? ¿Acaso esas fumigaciones que se hacen todas las noches por todos los rumbos, barrios y colonias de la capital nomás no le hacen mella a los mosquitos transmisores?, ¿acaso esos polvos y químicos ya están caducados y nomás…fortalecen a los mosquitos trasmisores del multimentado zika?

Lo cierto es que todos escuchamos platicas en nuestro entorno de que tal o cual niño ya trae zika, de que tal o cual primo anda malísimo por el zika. Se nos refiere que las clínicas del Seguro Social ya están a todas horas repletas de enfermos de zika…caen ahí como mosquitos fumigados. Y no se diga en los consultorios de similares.

Pero ocurre que ni el Dr. Alejandro García Barrientos, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud ni la Gran Jefa Dra. Gloria de Jesús Molina se toman la molestia de emitir un comunicado de alerta en Ciudad Victoria respecto al zika…en tanto niños, jovenes y adultos caen como mosquitos por todos los barrios y colonias. ¿Esto es parte del plan para arrasar a Cd. Victoria?

Dos.- En el plano nacional, el reporte es que ante los  abusos documentados en Pemex de Emilio Lozoya Austin  ha guardado prudente silencio. Y es que en torno a una serie de gastos ilógicos y absurdos durante su gestión como director de Pemex; nada dijo, por ejemplo, ni cuando la Auditoría Superior de la Federación documentó las pifias de un contrato multianual para la compra de 700 carros tanque a una empresa texana en mayo de 2013. El funcionario se mostró generoso y pagó un anticipo de 30% a la firma, que finalmente no entregó las unidades. Y aun cuando todo eso está documentado, nadie le ha pedido cuentas.

El escándalo que envuelve al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin –quien presuntamente recibió más de 10 millones de dólares en sobornos de parte de la empresa brasileña Odebrecht–, representa sólo 36.5% de los millones de dólares que él le entregó a una empresa asentada en Texas para la construcción de 700 carros tanque, de los cuales sólo 15 se incluyen en el inventario de la petrolera.

La revista Proceso documenta que el  30 de mayo de 2013 –Lozoya tenía sólo cinco meses en el gabinete de Peña Nieto–, la petrolera autorizó un contrato multianual por 91 millones 295 mil 500 dólares para que Pemex Refinación comprara 700 carros tanque para transportar hidrocarburos destilados (gasolina) de las refinerías de Tula y Salamanca, así como para el desalojo de metales pesados.

Para realizar todos sus proyectos, así como para licitar y firmar contratos, Pemex requiere de la autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Cuando la petrolera pidió esa autorización, el secretario de Hacienda era Luis Videgaray, quien avaló el proyecto bajo el número 1218T4M0036.

La empresa contratista se comprometió a entregar el 30 de septiembre y el 31 de octubre de 2015 los 700 carros tanque. Hasta ahora, según corroboró la ASF al realizar su auditoría financiera y de recepción de los bienes, sólo hay 15 de esos vehículos en la refinería de Tula, que ni siquiera están a nombre de Pemex, pues se mantienen bajo la tutela de la contratista.

El problema no es sólo la inexistencia de los carros tanque, sino que el entonces director de Pemex dio a la empresa 27 millones 359 mil 100 dólares como anticipo. Esa suma se perdió, según la ASF.

Tres.-  Para documentar el optimismo vale decir que el diputado Jorge Carlos Ramírez Marín aseguró que el PRI nacional llega en unidad a la actualización de sus documentos básicos.

“Al final tendremos aprobados todos los artículos que formen parte de los Estatutos del PRI, una vez más en la historia. Porque una vez más en la historia el PRI concurre a modificarse, a definirse. Lo hemos hecho otras veces, estoy seguro que una vez más nos saldrá muy bien, con la concurrencia y la inteligencia de todos ustedes.

“Una vez más estos dos públicos quedarán, el que vino a hacer la Revolución, satisfecho y contento; el que vino a ver si éramos capaces de acabar con nosotros mismos, insatisfecho, porque una vez más tendrá la sólida convicción que la historia le ha ido demostrando: este partido, unido, es invencible”, puntualizó.

Esta Mesa Directiva, dijo, no es guardián de las Tablas de la Ley y tampoco es protectora de ninguna Arca de la Alianza, donde no se pueda penetrar: “venimos a deliberar”. NOS VEMOS.

Azahel Jaramillo Hernandez

azahel_jaramillo@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here