Aquí la vaina.

0
122

Tala de árboles, otra vez en la ciudad.

Por.- Agustín Medellín


En estos días se ha comentado mucho sobre la tala de árboles realizada a lo largo del bulevar Fidel Velázquez bajo el argumento de causar un peligro a la ciudadanía.

Usuarios de redes sociales han manifestado su descontento y algunos pocos su aprobación, y es que no es de sorprender que el actual ayuntamiento realice acciones sin consulta, sin explicación y sin planificación.

Recordemos que el pasado gobierno del estado ya nos la aplicó en una ocasión talando más de 250 árboles en su presumida remodelación de la calle 8, y esto no fue lo único, ya que también muchos árboles fueron removidos en la remodelación del estacionamiento del parque bicentenario.

Parece que esto de talar árboles se pone de moda en casi todos los niveles de gobierno pues hasta la CONAGUA le entro a la moda de tumbar arboles sin consultar, sin avisar y sin planear con un mínimo de visión sustentable, así quedo demostrado en sus labores de rehabilitación del afluente del rio San Marcos.

Por lo pronto el gobierno actual del estado no ha iniciado ninguna labor de remoción o tala de árboles y para ellos un aplauso, esperamos sigan así y en caso de ocupar quitar un árbol ojala recuerden el consejo y apoyo de los muchos ambientalistas y académicos que pueden aportar soluciones inteligentes para minimizar el impacto que ocasiona perder un árbol.

Recordamos que el argumento para quitar los árboles de la calle 8 fue que estaban enfermos, que podrían contagiar a los nuevos árboles y que incluso eran un peligro pues podían caerse y causar daños, tal patraña fue un insulto a la comunidad pensante.

Lo que no nos dijeron fue que quitaron arboles sanos para trasplantarlos, pero en el proceso se murieron por ignorancia, por desinterés y por falta de vigilancia, seguimiento, defensa y presión permanente de nosotros los ciudadanos, porque en un solo descuido se provechan para ignorar los reglamentos de protección al medio ambiente que deberían cumplir por ética y no solo por presión social.

Lo que también no se nos dijo en aquella ocasión era que esa enfermedad que tenían aquellos cientos de árboles en la calle 8 fue provocada por el manejo y cuidado inexistente de áreas verdes que corresponde al municipio, y ahora cabe la pregunta, ¿cuantos arboles estamos dejando que se enfermen hoy en la ciudad?

La respuesta es visible con la reciente tala de árboles enfermos y olvidados que existían y siguen existiendo en los jardines del bulevard Fidel Velázquez.

Para muestra basta un botón y por eso les recuerdo lo que sucedió en la calle 8 y en el rio San Marcos, ya no es de sorprenderse que los pactos de campaña se estén rompiendo y que la presente administración municipal haya dejado en el olvido a la sociedad ambientalista organizada que desconoce la razón de sus acciones.

Ya se preparan manifestaciones en contra por diferentes grupos que tratan de conocer la versión oficial que explique cómo se realizará la reposición de estos árboles, con la única intención de ayudar y dar una opinión sustentable, inteligente y congruente con las normas y disposiciones que tan frecuentemente violan aquellos que deberían vigilarlas.

Hasta aquí la vaina, pero el tema no se acaba todavía.

Síganme en redes como Agustín Edilver Medellín Cabrera

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here