El Patinadero

0
21

El sucio sello interior

Por Juan Antonio Montoya Báez


En los momentos más intensos cuando el actual Presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, RAMIRO RAMOS SALINAS recorría la entidad llevando sus sesiones itinerantes, junto con sus ilusiones de convertirse en candidato a la gubernatura, era acompañado por algunos legisladores de las distintas corrientes partidistas.

Entre ellos viajaban los diputados locales panistas FRANCISCO JAVIER GARZA DE COSS  y el matamorense JUAN MARTÍN REYNA.

GARZA DE COSS era uno de los contrincantes declarados de FRANCISCO JAVIER GARCÍA, al considerarlo un hombre sin palabra, sin lealtad, ni principios, solamente llevado por sus privilegios personales y ambición desmedida.

Sin embargo, bien dicen que en la política no hay enemigos para siempre, GARZA DE COSS decidió hacer una alianza con su enemigo del ayer, su jefe del presente, para apoyarlo en la aventura para buscar la gubernatura.

GARZA DE COSS siempre se enfrentó abiertamente a su paisano, pues siempre lo consideró como un hombre poco confiable, pero el hoy candidato supo seducirlo, como un Don Juan de la política, le empezó a realizar visitas hasta sus oficinas en el Congreso del Estado.

El reynosense le entregó su apoyo, después de buscar una alianza inicial con el alcalde neolarendense CARLOS ENRIQUE CANTUROSAS, quien le dijo estar interesado en ser su amigo, pero nunca lo sustento.

GARZA DE COSS lo buscó para promoverlo entre los miembros panistas, pero CANTUROSAS se la pasaba de compromiso y en algunas bohemias con sus amigos, pues es un alcalde al que le gusta divertirse sin medida.

Es por eso que se unió a FRANCISCO JAVIER GARCÍA, pues CARLOS ENRIQUE lo ignoraba y el otro le coqueteaba, aceptando sus devaneos a pesar de considerarlo como un personaje corrupto que no merecía avanzar en la política.

En cambio, JUAN MARTÍN REYNA era un diputado que hablaba maravillas de FRANCISCO JAVIER GARCÍA y de la presidenta municipal de Matamoros, LETICIA SALAZAR, pero además se declaraba un panista de los pies a la cabeza.

REYNA nos decía que ambos personajes era excelentes personas y sumamente preparados, que bien merecían la oportunidad de gobernar Tamaulipas.

Los tiempos cambian, pero en la política las enemistades y las lealtades no son para siempre y otra vez queda demostrado.

Hace días le tocó el turno a JUAN MARTÍN REYNA, quien deja la campaña de FRANCISCO JAVIER GARCÍA y se une al abanderado del PRI, BALTAZAR HINOJOSA OCHOA, por considerar que es un hombre honesto y trabajador.

JUAN MARTÍN señala que FRANCISCO JAVIER es un personaje que representa el lado contrario a la honestidad y fiel a sus principios decidió dejar al PAN.

“Yo trabaje con BALTAZAR cuando era presidente municipal, sé de su trabajo, honestidad, responsabilidad, teníamos un Matamoros limpio, ordenado y seguro”.

Hoy JUAN MARTÍN dice que nunca fue militante y que desde el momento que el PRI dijo que el candidato era BALTAZAR se decidió su destino.

Rechaza que haya renunciado por el hecho de que su esposa fue rechazada como integrante de la planilla de regidores del PAN o simplemente le hayan ofrecido dinero.

“Me voy porque BALTAZAR si es honesto”.

Las dos caras de la moneda siempre están presentes en la vida, pero sobre todo en la política, donde nuestros políticos cambian de parecer, aunque dejen el sello de calidad en la ropa interior, junto con ese mal olor de la suciedad.

Siempre se da sin colores, ni partidos, la podredumbre pega en el azul, rojo, amarillo y contagia nuestra vida cotidiana.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here