Precisando

0
24

Precisando.- José del Carmen Perales Rodríguez


 

El octavo pasajero

          Tal vez sea lo acostumbrados que estamos los mexicanos a hacer fiesta hasta de la tragedia o a reírnos incluso de la muerte, lo que lleva a los gobernantes y sus colaboradores en materia económica a enviar ese “mensaje de esperanza” de que la caída en los precios del petróleo y la depreciación del peso son cuestiones temporales, tal vez en el caso del hidrocarburo haya algo de cierto mas no en el caso del dólar o ¿usted recuerda que alguna vez haya bajado no dos pesos sino al menos 50 centavos? Yo tampoco.

Como cortina de humo la re-recaptura de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera y los escandalitos faranduleros y maritales o sentimentales que le siguieron, ya han quedado como auténtico cerillazo ante el agravamiento del  panorama financiero que tiene ante sí nuestro país, al que nuevamente se intenta vender como una sucursal de Disneylandia donde todo es diversión y fantasía.

Al menos eso es lo que se desprende de las declaraciones del laureado secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, quien evita hablar de una devaluación y saca de su rebuscado repertorio la subvaluación y de otros términos, que ni a usted ni a mí ni a millones de mexicanos nos quitan el temor y la intranquilidad de que el ingreso familiar se vuelva nada y las deudas mucho.

Porque salir al decir que la depreciación de nuestra moneda obedecen a una situación “absolutamente global” y que no tiene su origen y ni se deriva de cuestiones internas, no nos sirve para calmar la incertidumbre que han creado las condiciones en que está  inmerso el país y las creíbles advertencias de los expertos y no tan expertos, que ya hablan de inflación que no es otra cosa que el absoluto descontrol de los precios al consumidor que pegará desde la clase media alta para abajo.

La dificultad en la explicación de emergencia que ha salido a dar el responsable de la política económica nacional, suena más bien a un intento de salvar los 12 proyectos priistas de ganar el mismo número de gubernaturas el 5 de junio, de evitar que se diluyan y sean derribados por las vicisitudes financieras, que por el bien de todos y no sólo por cuestiones políticas más vale que sea transitorio, aunque para que eso ocurra quedan apenas poco más de cinco meses.

 

APUNTE.- En las últimas horas, es decir apenas salió la convocatoria para elegir al candidato priista a la gubernatura, se soltó al especie de que el elegido no precisamente saldría  de los siete prospectos que firmaron el Acuerdo por Tamaulipas y que un octavo está siendo preparado, asesorado, maquillado, blindado y reforzado allá mismo en el ex Distrito Federal.

Sería, dicen, otro victorense que trae el antídoto para acabar con la refriega que en buena y mala lid se ha generado en la búsqueda de la nominación. Su capacidad como administrador está más que comprobada y esa sería la mejor carta de presentación, porque como alcalde supo administrar la sequía económica que lo aquejó todo el trienio.

Dan de plazo hasta este viernes para que se destape al elegido, pero del plato a la boca…

 

PENDIENTE.- El proceso de entrega-recepción de la administración estatal está en marcha, en algunas dependencias dicen ya han detectado faltantes y no de ahora, sino incluso desde la administración pasada. Dicen que son cosas menores como por ejemplo vehículos oficiales. Una pregunta: ¿Habrá rastreo o lo del agua al agua?

 

Aquí los veo, leo y escucho: @JosdelCarmenPR / pr_jc@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here