Cerdos devoran a alcohólico

0
271

Integrante del llamado “escuadrón de la muerte”, fue encontrado sin vida y su cuerpo ya devorado por los cerdos que tenía encerrados en un chiquero


Por Por Reyes Vázquez

San Fernando.- Residente de la colonia Bella Vista Norte, fue encontrado sin vida y su cadáver semi devorado por los cerdos que tenía a su cargo, acudiendo elementos de la Fuerza Tamaulipas para tomar conocimiento del caso y dar parte a las  autoridades ministeriales.

El ahora occiso solamente fue identificado por dos de sus compañeros de parranda ante las autoridades policiacas con el alias de “Porfirio Cadena”, siendo originario del estado de Veracruz y contaba con 85 años de edad.

Además se estableció que el ahora occiso no contaba con familiares en esta ciudad, viviendo solo con dos amigos de parranda,  que fueron los que encontraron su cuerpo siendo devorado por los cerdos que cuidaba.

El lugar donde ocurrió este hecho se ubica en la calle Francisco I. Madero y libramiento a Petróleos Mexicanos, de la colonia Bella Vista Sur, informaron las autoridades ministeriales que acudieron a tomar conocimiento.

En ese predio radican en condiciones paupérrimas, un sujeto adulto de tendencias homosexuales, identificado como Luis Felipe Ríos de la Rosa, de 75 años de edad y su pareja sentimental, Ignacio Melo Loredo, de 34 años,  quienes fueron considerados como adictos a las bebidas alcohólicas.

Los dos individuos señalaron que la tarde del pasado jueves vieron a su amigo con vida, cuando se encontraba alimentando a los cerdos que tenía encerrados en un pequeño corral.

Los cerdos le había comido ya parte de la cabeza, tórax y mano izquierda, reportaron las autoridades policiacas que acudieron a dar fe de los hechos.

Posteriormente mencionaron que ya no supieron nada de él, hasta ayer por la mañana cuando lo encontraron tirado en el chiquero y los marranos se lo estaban comiendo, ante la falta de alimento.

Los primeros en llegar a este lugar fueron los elementos de la Fuerza Tamaulipas, -Policía Estatal-, quienes al presenciar como los cerdos se estaban comiendo el cadáver de esta persona, optaron por sacarlos del pequeño corral y resguardarlos en otro lugar seguro.

También dieron parte a las autoridades ministeriales, para que acudieran a dar fe de los hechos y ordenar que su cadáver semi devorado, fuera enviado a una funeraria para la práctica de la autopsia correspondiente.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here