HUMO BLANCO

0
67

CON PENA Y SIN GLORIA

Por Clemente Castro González


Que es el más alto honor de su mi vida servir a las y los mexicanos, como presidente de la República.  “Con pasión, entusiasmo, alegría, patriotismo y entrega”, dijo el mandatario ENRIQUE PEÑA NIETO, durante su sexto y último informe de gobierno, ante unos mil 500 invitados.

Para escuchar el mensaje estuvo una amplia representación de la clase política y empresarial, líderes de gremios y de organizaciones sociales, legisladores, gobernadores y secretarios de estados.

Al evento acudió el jefe del ejecutivo estatal, FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, según se observó en las imágenes divulgadas a nivel nacional.

El que se disculpó, pese haber recibido la invitación, fue el Presidente electo, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Y desde luego que hizo bien en no acudir al informe para no restarle presencia a PEÑA NIETO, en lo que es uno de sus últimos actos en que aún le pueden guardar cierto respeto y deferencia, principalmente sus colaboradores, socios y aliados coyunturales.

Cierto que, según dice la sentencia popular “lo cortés no quita lo valiente”, sin embargo, vale la pena ser mesurado y establecer distancia, cuando así se requiere.

Por qué si bien hay una buena relación entre el jefe del ejecutivo federal en funciones y el que tomará las riendas del país, es evidente que se trata de dos proyectos opuestos.

Tal vez lo que salve a PEÑA NIETO de no pasar a la historia como uno de los peores presidentes, es que tuvo el valor de aceptar el triunfo de un candidato de la izquierda pese a la presión de los poderes fácticos.

Los presuntos logros del presidente están a discusión, como ese cuento de que estamos en el sexenio del empleo en tanto se crearon cuatro millones de espacios laborales, sobre todo a favor de los jóvenes

Cierto que algo se hizo pero no puede ocultarse que en las cifras hay truco, en tanto que no necesariamente se alude a plazas con cierta estabilidad a favor del empleado.

Tampoco puede aplaudirse las cuestionables reformas que hizo PEÑA con el apoyo de su partido PRI y del  PAN, PRD, PVEM, PANAL, etc., mismas que son duramente criticadas y repudiadas por la mayoría de los mexicanos.

De modo que no será sorpresa si se da marcha atrás, a partes significativas de las reformas energética, educativa, laboral y fiscal y otros adefesios que no terminaron de convencer a los electores y ciudadanos en general.

En esencia PEÑA no cumplió las expectativas que generó cuando desplazó al PAN de “Los Pinos”.

Acá, en territorio, lo sentimos crudamente en tanto que se comprometió a garantizar la seguridad de los tamaulipecos y no se ven cambios significativos en tanto que persiste la presencia y dominio de grupos delincuenciales, lo que implica delitos que trastocan la paz y la tranquilidad de las personas de bien.

El mandatario federal y sus colaboradores, por ejemplo en la SAGARPA, no le respondieron a los productores agropecuarios y los apoyos a que éstos tienen derecho, en el mejor de los escenarios llegaron a cuenta gotas.

De los actos de corrupción-Estafa Maestra, Casa Blanca, Odebrecht, es evidente que no hubo voluntad para que se castigara a los “malandros de cuello blanco”, porque ese tipo de trafiques incluyen al propio presidente.

De igual manera no puede aplaudirse  los excesos de su parentela, los de sus hijas e hijastras, sin hacer menos a la “Primera Dama”, ANGÉLICA RIVERA HURTADO, que se mueven en la frivolidad y opulencia mientras millones de compatriotas sobreviven a la buena de Dios.

Otra mancha que se llevará PEÑA y sus testaferros de la PGR es lo de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y la salida cínica de la parte oficial, al acuñar la llamada “verdad histórica” para tratar de convencer a la opinión pública de que los jóvenes habían sido incinerados por integrantes de una banda del crimen organizado.

A lo mejor si fueron incinerados pero hay otra vertiente que se tendrá que dilucidar en el sexenio que ésta próximo a iniciar.

El punto es que PEÑA NIETO se irá con pena y sin gloria, aunque no se duda que su patrimonio y riqueza se haya abultado y no precisamente por haber observado lo de la “ medianía republicana”.

Buen tema para la Fiscalía Anticorrupción que en los meses por venir tendrá que nombrarse.

AL CIERRE

No será tarea fácil que  los diputados plurinominales de extracción priista, que quieren continuar en la próxima legislatura tamaulipeca, logren su meta.

Lo propio sucederá en cuanto a los que llegaron por la vía de mayoría relativa y pretenden reelegirse.

Para empezar, si van o no  es algo que decide la cúpula del PRI, entiéndase los grupos de interés.

De tal manera que no se duda que si queda CESAR GARCÍA CORONADO, en el liderazgo tricolor, vaya a dejarse fuera de la lista .

En el paquete lo más seguro es que se incluya a SUSANA HERNÁNDEZ FLORES y a ALEJANDRO ETIENNE LLANO, en tanto que los dos primeros personajes en mención son afines al ex gobernador, EUGENIO HERNÁNDEZ, mientras que ETIENNE, la supo llevar bien con “Geño” y, dese luego, es cercano al ex mandatario, EGIDIO TORRE CANTÚ.

Los que estarían en la cuerda floja son IRMA AMELIA GARCÍA VELASCO, que llegó al Congreso por recomendación de JUAN ARMANDO HINOJOSA CANTÚ, el constructor preferido de PEÑA NIETO.

En referencia a MOISES GERARDO BALDERAS, de Reynosa, su soporte es la CTM, una organización del tricolor cuyo peso, desde tiempo atrás, va a la baja.

Con el añadido de que MOISES lleva las contras a su partido, acorde a lo que se documenta.

En la cuerda floja para lo de la reelección está MÓNICA GARCÍA GONZÁLEZ de Matamoros y tal vez JUAN CARLOS ESPINOSA CÓRDOVA los que, en su oportunidad, si sudaron la camiseta.

Situación contraria es lo ANTO ADÁN MARTE TLALOC TOVAR GARCÍA, alguien que trae el sello del gremio de maquiladoras  liderados por  el matamorense, JUAN VILLAFUERTE.

Lo de GONZÁLEZ BENAVIDES es una moneda al aire debido a que, a lo mejor, su padrino no cuanta con suficiente influencia para arroparlo. Aún más, el espacio que alcanzó por la “pluri”, le corresponderá al presidente del PRI en turno.

En torno a NANCY DELGADO NOLASCO habría que esperar que deciden los caciques de la FSTSE, desde la Ciudad de México (CDMX).

Sobre COPITZI YESENIA HERNÁNDEZ GARCÍA, de Río Bravo y CARLOS GULLERMO MORRIS GARCÍA de Victoria, su futuro es más bien incierto. La fémina acaba de perder una elección en su afán de llegar a  a la cámara baja, mientras que el capitalino, si recibe el visto bueno, le tocará competir por su  distrito pero sin la mano del  gobierno y carente de un trabajo político de base, al menos no lo suficiente para encarar una contienda que se observa complicada.

Cabe señalar que hay otras figuras que en una de esas y regresan al Congreso, verbigracia el actual alcalde, ÓSCAR ALMARAZ SMER.

Los priistas están en la lona y no les queda de otra que mandar a sus mejores prospectos.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here