EL PATINADERO

0
69

VIEJO MAÑOSO

Por Juan Antonio Montoya Báez


Hay un nuevo pistolero en busca de la muesca más cara para su revólver, para muchos es un novato que no merece esa oportunidad, pues necesita experiencia y merecimientos.

Pueden enarbolarse muchas razones para decir que no, pero también son muchos más los argumentos que se pueden utilizar para decir que sí.

Algunos aseguran que no tiene experiencia en cargos políticos y nunca ocupó un puesto de elección popular, por lo que no tendría la madurez necesaria para alcanzar la dirigencia estatal del PRI. Y es muy cierto, nunca los grupos políticos le hubieran permitido alcanzar un cargo elección popular.

Es de la generación a la que no permitieron avanzar, se fueron quedando rezagados y fue en busca de nuevos horizontes en la ciudad de México, donde le permitieron llevar agendas y coordinar algunas áreas en el CEN del PRI, pero no paso de ahí.

Siempre como segundo de abordo, los cargos de primera son siempre para los poderosos, los líderes de grupos que con su poder económico o político aplastaban cualquier aspiración. Son muchas las historias de hombres y mujeres que soñaban con posiciones, pero que solamente fueron carne de cañón.

Y no mentimos si decimos que algunos de los que ascendieron a las diputaciones federales tuvieron que ser carne seleccionada a cambio de posiciones. Basta revisar las listas de los actuales representantes populares para ver aceptaron el precio.

Alguna vez la ex lideresa nacional del PRI, BEATRIZ PAREDES RANGEL dijo en una conferencia dirigida a las mujeres que se cuidarán del acoso sexual y que nunca permitieran que las pisotearan.

“Cuídense y no permitan que su cuerpo sea moneda de cambio y denuncien a los políticos que hacen ese tipo de cochinadas. Una cosa es el cortejo y otra es la imposición o el chantaje. Desgraciadamente es más común de lo que no quisiera”.

Hoy EMILIO GRIMALDO  levanta la mano para ser considerado como candidato a la dirigencia del PRI y muchos pueden tener  argumentos en contra, pero también son demasiados los que podrían opinar a favor.

Seguramente los jóvenes recibirán de buena gana a un líder con el que puedan comunicarse de frente, con el mismo leguaje y que no teman a la confrontación, ni que lo sienten en el banquillo de los acusados por el sólo hecho de ser del PRI.

GRIMALDO es de una nueva generación de priístas que desea una verdadera transformación y su mensaje así lo establece:

“Necesitamos un partido que trabaje los 365 días del año y no solo durante un proceso electoral, que la nueva directiva cuente con el dialogo permanente con su estructura y le de solidez a los sectores y organizaciones que lo representan,  que la conformación del consejo político estatal sea equilibrada, que abarque toda la geografía estatal y se incluya a los liderazgos naturales que existen en cada región, requerimos la implementación de mecanismos para su valoración, evaluación sistemática para sus integrantes y que como órgano autónomo sea quien premie y reconozca a las personas leales y también juzgue y castigue a los que no.

Hago un llamado urgente y respetuoso para los grupos políticos y para la clase política PRIISTA, vayamos en unidad por la reestructuración partidista, dejemos a un lado la ambición personal y trabajemos juntos por nuestro instituto, necesitamos fundamentar un cambio estructural y de posturas”.

La pregunta es ¿Y por qué no EMILIO?, es el momento de que el PRI busque un líder trabajador y talentoso, pues para que quieren otro viejo mañoso.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here