HIPÓDROMO POLÍTICO

0
56

CAMPAÑAS PRESIDENCIALES: ¿Y LOS CÓMOS APÁ?

Por Carlos Gerardo Cortés García


A sólo 59 días de las elecciones presidenciales, todavía nos faltan muchas cosas por ver en una democracia que, por lo menos en México, todavía no acaba de nacer. Los cinco candidatos presidenciales, hasta el momento, han sido más proclives a los reclamos, las denuncias, las ofensas y los ataques, mientras que los ciudadanos queremos escuchar las propuestas y “los cómos” las van a lograr.

En nuestro país hay aún muchos problemas por resolver, muchos y muy graves, que no debiéramos perder el tiempo, ni los candidatos, ni los partidos, ni los ciudadanos en este proceso electoral.

Por ejemplo, en México hay 53.4 millones de pobres de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la política de Desarrollo Social (CONEVAL), aunque hay voces que aseguran que el número a estas alturas del 2018 ya anda rondando los 60 millones de pobres, al día de hoy no he escuchado a algún candidato decir cómo va a combatir este flagelo de la pobreza.

Tampoco, he escuchado hablar de cómo se va a resolver el problema del crecimiento económico del país. No crece la economía, no hay generación de empleos, no pueden incrementarse los salarios mínimos. Todo va en cadena. Por lo pronto, analistas del Banco de México ya anunciaron que para este 2018 la economía va a crecer 2.30 por ciento y para el próximo año va a crecer lo mismo. Un crecimiento mediocre, por decir lo menos, que no resuelve los problemas del país. Un crecimiento que en esta administración se ha mantenido en ese nivel del dos por ciento.

Tampoco se ha hablado de cómo se va a enfrentar el problema de la inseguridad en nuestro país que ya presenta niveles alarmantes: México registró su tasa más alta de homicidios en décadas, con un récord de 29 mil 168 en 2017, de acuerdo con cifras ofrecidas por la Secretaría de Gobernación. Esa cifra es la más elevada desde que comenzaron a llevarse registros en 1997, y es también mayor que la tasa de asesinatos más alta registrada en la guerra contra el narcotráfico en México, que data del 2011, cuando hubo 27 mil 213 homicidios. La Secretaría de Gobernación, que publicó las cifras, reportó que la tasa de homicidios en el país en 2017 fue de 20.5 por cada 100 mil habitantes, en comparación con 19.4 en 2011. Un problema de lo más serio que hasta el momento, ningún candidato presidencial, ha abordado con “pelos y señales”.

Pero lo más grave, es que la única solución que se ha planteado para resolver el problema de la corrupción, es el que presentó durante el primer debate organizado por el INE, el Gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, quien sugirió “mocharles las manos a los corruptos”. Esa, perdóneme

usted, fue sólo una balandronada, no es una solución viable, no es una solución que funcione. Imagínese Usted que, de ser aprobada, prácticamente todos los mexicanos nos saludaríamos de “muñón”, porque la corrupción va desde “comprar a un agente de tránsito” por un Benito, hasta llevarse de manera descarada los dineros del pueblo como lo han hecho José Elías Leal en Reynosa, Egidio Torre Cantú en Tamaulipas o algunos de los Duartes, el veracruzano que ya se encuentra tras las rejas o el chihuahueño, el que anda libre y ya un juez “le perdonó su delito”.

¿Y qué me dice Usted de la impunidad querido lector?  En México el tamaño de la impunidad es verdaderamente atroz, al grado de que de cada 100 delitos que se cometen, solo 6.4 se denuncian; y de cada 100 delitos que se denuncian, solo 14 se resuelven, lo que quiere decir que la probabilidad de que un delito cometido sea resuelto en nuestro país es tan solo de 0.9%. De este tamaño es la impunidad en México.

De ese tamaño es la impunidad, otro tema que hasta hoy no ha sido abordado por los candidatos presidenciales. Y que, lamentablemente, no veo en el horizonte que ninguno de los problemas que aquejan a este lastimado México se vaya a resolver en el corto plazo. ¿Y sabe por qué? Porque en la solución de los problemas que nos aquejan, parte medular del problema somos los mismísimos ciudadanos.

Y entonces, para resolver el problema del país, hacen falta más que promesas, hacen falta más que compromisos, hace falta más que un administrador. Lo que le hace falta a este país es una verdadera estrategia, un verdadero líder y que los más de cien millones de mexicanos nos pongamos a hacer lo que nos corresponde. De otra forma, estaremos condenados en los próximos años a seguir igual. Y vendrán candidatos, y vendrán partidos y vendrán presidentes. Si no nos cambiamos el chip en nuestra cabeza y en nuestro corazón, seguiremos condenados a repetir los mismos errores. Tiempo al tiempo.

PD. 1. Sin duda que fue todo un acto de audacia política cambiar a estas alturas de las campañas al presidente del PRI Nacional, Enrique Ochoa Reza, por René Juárez Cisneros. Y creo que entonces el Revolucionario Institucional se está jugando el todo por el todo. Ya veremos.

PD. 2. El Gobierno de Tamaulipas, a través de la Secretaría de Educación, iniciará en Reynosa los estudios de Bachillerato General Militarizado a partir del 20 de agosto próximo, por lo que las autoridades del Estado hicieron un llamado a los jóvenes interesados para que se inscriban antes del 10 de mayo, ya que habrá cupo limitado. Los estudios de bachillerato general militarizado se regirán por los principios de disciplina, honradez e igualdad.

Para acceder a la solicitud de ingreso, se deberá acceder al sitio http://www.tamauipas.gob.mx/educacion/convocatoria/bachillerato=general-militarizado/ donde los jóvenes pondrán conocer todos los requisitos o hablar por teléfono al (834)3189401.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here