Dice Manzur; mejora abasto de medicamento en el ISSTE Tamaulipas.

0
114

Redacción

Cd. Victoria, Tam.- El Delegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Juan Manzur Arzola, afirmó que el abasto general  de medicamentos en las clínicas y unidades hospitalarias se mantiene en un 97 por ciento durante este año.

Aseguró el funcionario que desde hace casi tres años, se ha elevado el nivel de  surtimiento de los fármacos y se ha logrado mantener el abasto en las farmacias de la institución, pero  en el caso de que en la clínica u hospital no se cuente con el medicamento del cuadro básico, el Issste lo subroga para que el paciente lo pueda adquirir  de inmediato.

“Hemos  tenido buen abasto de medicamento desde hace tres años para acá tenemos alrededor de entre 95 y 99 por ciento, ahorita tenemos en este 2017 en un 97 por ciento. Tenemos muy buena calidad en la atención de medicamentos y los que no encontremos cuando están en el cuadro básico los subrogamos y los surtimos inmediatamente”.

Por otra parte, al Delegado se le cuestionó sobre la posibilidad de reaperturar   las llamadas tiendas  y farmacias Súper ISSSTE, las cuales cerraron a nivel nacional desde el 2015 por incosteables además de que muchas lucían abandonadas y con evidente desabasto de medicamentos.

En lo que concierne a los casi 200 trabajadores de base y confianza  que prestaba sus servicios en esas extintas tiendas y farmacias, el delegado afirmó que todos los empleados fueron asignados a diversas áreas del Instituto, ya sea integrándolos a la propia delegación o bien, a alguna de las clínicas y hospitales.

“No, ya no regresarán, de hecho hay una sola pero se están cerrando todas finalmente todas se cerrarán todos los empleados que laboraban en esas tiendas están integrados en la delegación, a alguna área de la delegación o en las oficinas de prestaciones económicas  o en las clínicas  pero ya todos están repartidos en otras actividades”.

Tamaulipas contaba con once  tiendas y farmacias, las que empezaron a cerrar sus puertas al público desde mediados del 2015, con excepción de la de Nuevo Laredo que aún permanece abierta.

En Victoria la tienda y farmacia Súper ISSSTE ubicada en la avenida 17, entre Bravo y Allende, que  mantuvo su operación  durante 42 años, fue una de las primeras  que cerró  sus puertas debido a que presentaba altos niveles de desabasto, trabajaba con números rojos y cuya clientela había bajado notablemente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here