Casi causa tragedia

0
483

Por Redacción

Cd. Victoria, Tam.- La falta de precaución al querer cambiar de carril un empleado de gobierno del estado terminó provocando un choque con volcadura, además de un conato de incendio que dejó como saldo dos persona lesionadas y cuantiosos daños materiales..

Paramédicos de la Cruz Roja se trasladaron al filo de las 13:00 horas frente a la agencia Coca Cola que se encuentra en la avenida José Sulaimán a unos metros con avenida Familia Rotaria.

Los técnicos en Urgencias Médicas que acudieron le bridaron los primeros auxilios a un empleado y su sobrino quienes no necesitaron ser trasladados a un hospital ya que solo resultaron con golpes leves.

Elementos de Fuerza Tamaulipas y bomberos también acudieron al llamado ya que en los primeros reportes se hablaba de un incendio en una de las unidades participantes.

Sin embargo a la llegada de los bomberos Base Sagitario descartaron tal reporte señalando que había sido un corto de un acumulador.

Por otra parte la delegación de Tránsito Municipal informó que en este choque con volcadura participa una camioneta Chevrolet Suburban de reciente modelo propiedad de gobierno del Estado de Tamaulipas.

Trascendió que el chofer de esta Humberto Vázquez quien tiene la unidad bajo su reguardo circulaba en sentido de norte a sur por los carriles centrales de José Sulaimán.

Al querer cambiarse a los carriles laterales lo hiso sin la debida precaución impactando un acarro Nissan Sentra que manejaba el ahora lesionado Néstor Nava en compañía de un sobrino.

Ya que esta segunda unidad recibió el impacto en su lado izquierdo trasero lo que hizo fue colearse provocando que terminara con llantas hacia arriba impactando también un carro cavalier que se encontraba estacionado.

Mientras tanto la camioneta oficial también perdió el control y quedó trepada sobre el separador de carriles, impactada contra una luminaria de alumbrado público.

Empleados de la empresa refresquera al percatarse de lo sucedido fueron los que alertaron a los números de emergencias para que arribaran al lugar.

Agregaron que el chofer de la Suburban manejaba a exceso de velocidad, “el señor mínimo venía a unos 120 kilómetros por hora, como no es suya la camioneta por le valió” dijo uno de los empleados que atestiguaron los hechos.

El perito solicitó que acudiera una grúa particular para trasladar las unidades al corralón mientras él se da a la tarea de tomar las declaraciones por escrito y deslindar responsabilidades en las próximas horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here