Precisando

0
127

 Transición – Fallándole al Uno

 José del Carmen Perales Rodríguez 


Desde hace casi 13 meses de que se dio la histórica transición política y  administrativa en nuestro (y de nadie más) Tamaulipas, quienes en esta tierra nacimos hemos conocido facetas distintas incluso de quienes han sido nuestros vecinos antes de que tuviéramos uso de razón.

Son los mismos rostros, sólo que ahora piensan diferente y casi con machete en mano quieren acabar con todo lo que durante décadas respaldaron, sin importar vidas o necesidades ajenas.

Hoy simplemente exigen que echen del sistema a quienes ahora ven como sus enemigos políticos y no como sus ex compañeros de festines al margen de la ley o arropados por el tráfico de influencias.

Lo mejor es que todo lo anterior los muestra como son en realidad: el rostro de la hipocresía, porque no se les puede considerar de otra forma a quienes repentinamente se formaron en la fila que durante sexenios denostaron, para a partir de ese momento lapidar a sus antiguos correligionarios.

Explico: No me refiero a los panistas de hueso colorado, a varios de los cuales conozco desde años y siempre los vi luchando por la transición, que son quienes han visto con verdadera madurez este su arrollador triunfo y no como una oportunidad para vengarse.

Aludo a los que en su cuadra presumían que el funcionario o el candidato siempre llegaba a sus casas, que alardeaban de estar bien parados, tanto que hasta cometían excesos y abusaban de la relación artificial y convenenciera que tenían con los iluminados.

Que son los mismos que han usado las armas de su ex partido para linchar, la mayor de las veces a través de las grietas de cobardía que tienen las redes sociales, a quienes por su capacidad fueron ratificados en sus puestos o niveles salariales.

Hoy señalan a quienes por necesidad del empleo debieron acompañar a sus jefes, de cualquier nivel, a realizar talacha política, mismas tareas que compartieron y en algunas ocasiones hasta se dieron raid mutuamente.

Los memes y páginas falsas en redes sociales que hasta hace más de 13 meses hacían contra los que ahora les dieron cobijo, los están usando para masacrar a compañeros y compañeras de oficina con quienes durante años desempeñaron actividades extra laborales.

Lo único que les podemos aconsejar a estos inquisidores por conveniencia, es que no se confíen, pues no hay venda ni dedo que dure seis años tapando la realidad.

También que si son “neo” aprendan lo más rápido posible de los panistas de corazón, para quienes vale más ser honrado que leal.

APUNTE.- Los pronósticos de que tras el primer informe del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca habría una sacudida en el Gabinete no se han cumplido, sin embargo eso no significa que ya estén todos a salvo.

Y no lo están porque el análisis y las evaluaciones continúan, la atención a las prioridades y compromisos es un factor que determinará quién se queda o se va, porque está de por medio la palabra empeñada del mandatario.

Estamos hablando no sólo de acabar con vicios añejos en las dependencias, sino en resolver necesidades sociales que llevan incluso cientos de años sin atenderse, sobre todo en servicios vitales como el agua.

En el organigrama estatal hay desde los que están nadando de muertito y otros que de plano se pasaron un año sabático, por ahí anda la cosa y difícilmente quien los apadrina les salvará la chamba.

Todo indica que en breve la Torre Bicentenario podría estrenar inquilinos.

PENDIENTE.- Viví 15 años a media cuadra de la Alameda ó 17, de 1972 a 1987, época en que algunos de los que ahora cuestionan su remodelación no estaban “presupuestados”. De allá a acá sólo repavimentaciones y algunos adoquines, por eso considero ya es hora de que Estado y Municipio le saquen lustre.

Aquí los veo, leo y escucho: @JosdelCarmenPR / pr_jc@hotmail.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here