Remache

0
190

Uranio Tamaulipeco

Por: Enrique Zúñiga Castillo


El prestigiado cardiólogo espacial mexicano Ramiro Iglesias Leal anunciaba, en 1972, que en Tamaulipas se localizaban los yacimientos más grandes del mundo. Esos bancos del costoso mineral se hallan, dijo, en una veta desde Mier hasta Camargo, en el norte de la entidad. En esa época se encontraban sin explotarse y a baja profundidad. En ese tiempo, con apoyo de tecnología espacial, se logró ubicar el elemento. La energía atómica ya se empleaba para hacer funcionar corazones artificiales y marcapasos, además del uso en los aparatos de las naves espaciales. El médico de origen tamaulipeco dictó una conferencia en el aula magna de la Clínica Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social, en ciudad Madero, sobre las contribuciones de la medicina aeroespacial a la medicina en general. La tecnología de las naves podía utilizarse en por lo menos cien aplicaciones en beneficio de la medicina, decía el galeno.

El tema del uranio es todavía un asunto de actualidad. Hace poco un grupo de investigadores y expertos solicitó al Congreso de la Unión y el gobierno de la República la reapertura de la industria mineral del uranio. Explicaron que al hacerlo además de liberar la dependencia energética petrolera, se podrá dinamizar la economía y generar más fuentes de empleo.

Lo cierto es que en México la industria nuclear se encuentra rezagada. La empresa paraestatal Uramex la eliminó el gobierno de Miguel De la Madrid.

Al uranio se le ha creado mala fama, sin embargo tiene muchas aplicaciones seguras y recomendables en diversas ramas.

En otro tópico, la semana pasada el gobierno altamirense publicó que tras el sismo con epicentro en Chiapas, el edificio de la presidencia municipal sufrió fisuras en los muros de concreto y paredes de block y cemento que forman los arcos. Lo que no ha dicho la autoridad es si llamará a cuentas al empresario encargado de erigir el edificio. La construcción no rebasa los dos años de que fue levantado. Que resulte con grietas tras un temblor, que ni siquiera tuvo su epicentro en la región, merece ser investigado el hecho para determinar la responsabilidad del contratista por entregar una obra con vicios ocultos. De no hacerlo, la administración de Alma Laura Amparán se convertiría en cómplice de ese fraude.

Por otra parte, quien se ha trepado a la rapiña política y aprovechando la situación de desgracia tras el terremoto de la semana pasada, es el empresario Jorge Ponce García. A través de su cuenta de Facebook hizo una invitación para que quienes deseen apoyar a los damnificados lleven diferentes artículos a un centro de acopio establecido por él mismo. En dicha invitación llama la atención que encabece la lista de productos el alimento para mascotas.

Carros del gobierno en paseos dominicales

En Altamira, al parecer, muchos funcionarios y empleados ocupan los vehículos oficiales durante los fines de semana para paseos familiares, relajarse con las novias o visitar a sus parientes en sus municipios de origen pues muchos de ellos no son altamirenses ni radican en dicho municipio. En el estacionamiento del nuevo complejo administrativo La Retama, deberían “pernoctar”, durante los fines de semana, alrededor de 50 carros del gobierno. Resulta que si observaras, amable lector, el sitio un domingo cuando está pardeando, te darás cuenta que apenas rebasa la decena de unidades automotrices.

contrarraya@gmail.com

 

Compartir
Artículo anteriorEl Patinadero
Artículo siguienteHUMO BLANCO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here