El Patinadero

0
99

Paredes con grafiti

 Juan Antonio Montoya Báez


Tuvimos que leer varias veces el comunicado de la dirigencia nacional del PRI que establece lo siguiente:

“El PRI renuncia a 258 millones de pesos otorgados por el INE, que equivalen al 25% de los recursos anuales, en apoyo a la reconstrucción y a los damnificados por los sismos, y exige que su entrega sea inmediata, legal, transparente y apartidista.

Ante la tragedia que ha afectado a nuestro país por los sismos ocurridos el 7 y el 19 de septiembre, el PRI renuncia de inmediato al 25% de su financiamiento público anual.

Exige que los 258 millones de pesos se destinen a la reconstrucción y a los damnificados por los sismos, de forma inmediata, legal, transparente y apartidista.

Es una acción en solidaridad con el pueblo de Chiapas, Oaxaca, Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Morelos, Puebla y Tlaxcala

El monto económico que el PRI pone a favor de la sociedad asciende a $258’617,031, lo que significa el 25% de su financiamiento anual.

Los recursos serán transferidos directamente a la Tesorería de la Federación, para garantizar que los apoyos lleguen a quienes lo necesitan más.

El Partido Revolucionario Institucional renuncia al 25% del financiamiento con la exigencia de que todos esos recursos se destinen en apoyo a la reconstrucción y a los damnificados por los sismos ocurridos los días 7 y 19 de septiembre.”,  explica parte del comunicado.

El pasado miércoles platicaba con un amigo que puede votar por cualquier partido, menos por el PRI, antes se pintaba como azul, pero ahora se cargó con Morena y hablaba precisamente de que los partidos políticos deberían de donar  por lo menos el 20 por ciento de sus prerrogativas para apoyar a los damnificados.

Sostenía que en ese sentido el único partido que sería capaz de desprenderse de su presupuesto era Morena, pues confiaba en la pulcritud y sentido común de su líder y futuro presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

“Es por eso que te digo y te afirmó que mi voto será para el primer partido que se desprenda del 20 por ciento de sus prerrogativas para apoyar a los damnificados, sin importar quien sea su candidato”.

El líder priísta ENRIQUE OCHOA REZA hizo el anuncio y emitieron el boletín, nosotros le reenviamos el documento a nuestro cuate y le comentamos:

“Ni modo compadrito tendrás que votar por el PRI. Ahora tendrás que tragarte tus propias palabras y vencer tu principal fobia política en esta vida”.

Su respuesta fue similar a la que se da en las redes sociales:

“Ni tuvo chiste, el dinero que regresan es el que nos pertenece a todos los mexicanos, hubieran donando todo su presupuesto y el sueldo de todos sus diputados, senadores y gobernadores. Si lo hacen entonces si votaré por el PRI”.

Nuestro amigo quedó como muchos personajes que nos invaden en las redes sociales, nunca estarán contentos, ni satisfechos con nada. Hagan lo que hagan siempre verán el lado obscuro del cuento, nunca ven el sol, ni la luz al final del túnel, siempre observan las paredes con grafiti.

Lo cierto es que el donativo que hizo el PRI fue por la petición generalizada que se hizo por las redes sociales que exigía a los partidos políticos que donarán parte de su financiamiento púbico.

Les hicieron caso y el PRI fue el primero en aceptar la propuesta y pide que los recursos económicos sean transferidos directamente a la Tesorería de la Federación, sin oportunismo político, ni simulaciones. Ojalá y todos los partidos sigan el camino y los recursos se apliquen en forma transparente.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

Compartir
Artículo anteriorExpediente
Artículo siguienteSe corta las venas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here