EL PATINADERO

0
114

EL CARGADOR

Por Juan Antonio Montoya Báez


SERGIO GUAJARDO MALDONADO, presidente del PRI en Tamaulipas está a punto de reiniciar un recorrido para realizar cambios en las dirigencias municipales, con vistas a las elecciones del 2018.

Son municipios que fueron arrasados o destrozados por la ola azul, pero más que nada por la corrupción con la que gobernaron en el Estado y también algunos Ayuntamientos, lo cual harto a la sociedad.

Es por eso que perdió el PRI, por el hartazgo social que existía en su contra, porque la sociedad se hartó de ser gobernada por una casta social que a la fecha se niega  abandonar los privilegios de los que gozaron por décadas.

La política así es de sucia y no es privativa del PRI, basta revisar las estructuras de los otros organismos y vemos que también se encuentran en manos de sus propias camarillas y eso tarde o temprano les va a repercutir.

Cuando gobiernan sufren un desgaste natural y está en sus mandatarios decidir si se quedan o se van, todo de acuerdo con las acciones que desarrollen en beneficio o perjuicio de sus gobernantes.

Es por eso que GUAJARDO debe comprender que tiene la oportunidad historia de desandar lo andado y darle un nuevo rostro a su liderazgo estatal.

En ese sentido anuncia la renovación de los Comités Municipales en Abasolo, Burgos, Bustamante, Madero, Cruillas, Díaz Ordaz, González, Guerrero, Jaumave, Llera, Méndez, Mier, Miguel Alemán, Miquihuana, Nuevo Laredo, Reynosa, Palmillas, San Fernando, San Nicolás, Tampico y Tula.

Todos tienen un común denominador, perdieron las elecciones y sus estructuras fueron absorbidas o simplemente por mutuo propio decidieron darle las contras al PRI.

Razones para cambiarlos puede haber muchas, pero existe un argumento simple, el periodo para el que fueron elegidos los actuales líderes ya venció, por lo que es el momento de darles las gracias y asignarles nuevas tareas, son soldados que no merecen el paredón, hicieron lo mejor que pudieron y si cayeron fueron por las fallas de sus generales.

GUAJARDO expone que la renovación de las dirigencias municipales es con el objetivo de integrar una estructura sólida, con presencia en territorio para enfrentar la etapa de selección de candidatos que permitan el triunfo del PRI, en las elecciones del año próximo.

Los cambios iniciaron en Reynosa, con GUSTAVO RICO SARO como nuevo estratega local en una ciudad que se marca como una de las más importantes electoralmente  y que se encuentra en manos de la panista MAKI ORTÍZ, quien ha vivido una pesadilla como alcaldesa con ataques de la delincuencia y desde el interior del PAN.

En Reynosa, la apuesta del PRI es alta y espera recuperar la ciudad, pero lo mismo piensa el PAN, pues es la ciudad natal del primer gobernador y perder sería una terrible afrenta.

Ayer, el dirigente de la Sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, RIGOBERNTO GUEVARA VÁZQUEZ se convirtió en un cargador más al apoyar para bajar la ayuda que se enviarán a los damnificados por los desastres naturales que han provocado desgracias en diversas entidades del país.

La solidaridad de los maestros fue magnífica y hasta el momento se lograron reunir 40 toneladas de diferentes productos que serán enviados a la ciudad de México para los damnificados, en coordinación de las autoridades federales o la Secretaria de la Defensa Nacional.

Todavía esperaban la llegada de más donativos de maestros de otros municipios en los siguientes días y enviar la mercancía a la brevedad posible para el apoyo de los damnificados.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here