AGENDA PÚBLICA.

0
94

Las inhabilitaciones al mejor postor.

Salvador Leal Luna.


La creación de la Secretaría de la Función Pública en México, sólo ha servido para dos cosas, “para nada”, ya que de ser cierto la llegada del “junior” o mejor conocido como “El Palomito” de nombre Jorge Alberto Méndez Guillén a la PROFECO en Tamaulipas, será una burla más, debido a que si fue inhabilitado por diez años, pues que cumpla con esa sentencia.

Sin embargo, no fue así, uno de los hijos de la actual legisladora federal priista, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, volverá a cobrar en la PROFECO porque de nada sirvió la inhabilitación que se le dio a este sujetillo de marras y donde me atrevo a decir que sin duda alguna que la influencias de madre tuvieron que ver en este cambio repentino.

La inhabilitación de este “huerco” que sin duda le debe a quien lo pario lo que es, era del 18 de noviembre del 2015, hasta el 14 de noviembre pero del 2025, donde no podía ocupar ningún cargo público, pero extrañamente de esa Secretaria de la Función Pública, desaparece expediente de este sujetillo de marras.

Esto sólo sucede en México, máxime que dentro del PRI es lo que vulgarmente se le dice influyentismo y cuatachismo político, lo que con este hijo de la diputada federal priista está sucediendo en estos momentos, de alguna manera u otra uso su poder político para limpiar y ayudar a su hijo y así seguir sangrando el presupuesto federal.

Tanto ella, como su hijo, han vivido de los erarios estatales y federales, hoy le hereda a su palomito seguir viviendo de esa manera, pese a no tener ni la experiencia, ni la trayectoria adecuada, lo hacen delegado federal de la PROFECO aquí en el Estado de Tamaulipas.

A la señora Paloma, con esto, ya no se le considera una blanca paloma que digamos, porque si su hijo incumplió una norma debe de pagar y haber aceptado la inhabilitación de 10 años que le dio la Función Pública, pero no, desgraciadamente el influyentismo político que reina dentro del PRI, esto es lo que sucede.

La ex Procuradora de Justicia, ex Secretaría General de Gobierno, ex diputada local en dos ocasiones creo y hoy actual diputada federal por Tampico, movió viento y marea para que le quitaran de encina esa inhabilitación a su bebé, porque era una mancha, creo yo para ella.

De nada sirve crear instituciones como esta de la Función Pública, si al final se van a doblegar ya sea por dinero o con presiones de índole político, por tal de salvar la chamba a hijos de políticos, como este, que da vergüenza que este sujetillo de marras, Méndez Guillén siga viviendo de las enaguas de su madre, pese a tener mayoría de edad.

Con esto, se indica que las inhabilitaciones a servidores públicos, como la de este sujetillo de marras, Jorge Alberto Méndez Guillén, están al mejor postor, unas si proceden y otras como esta, tienen su precio.

Los hijos de estos políticos, como es también el caso del actual senador por Tamaulipas, el ex gobernador del Estado, Manuel Cavazos Lerma, tiene a dos hijos en la nóminas, uno de carácter federal, como Coordinador del Programa Oportunidades de la Sedesol y de nombre, Miguel Cavazos Guerrero y el otro viviendo actualmente del erario municipal del Ayuntamiento de Victoria, quien cobra como director de Fomento a la Cultura y las Artes y se llama, Manuel Cavazos Guerrero. Así es como se las gastan los hijos de políticos, viviendo y sangrando los erarios públicos.

Estos y otros casos más son de los derechos y bondades que tienen los políticos, dejar herencias a como dé lugar, pisoteando los derechos de muchas y muchos jóvenes que están bien preparados, pero que tienen la necesidad de trabajar: sin embargo, se topan ahora con los hijos de estos políticos que a toda costa les otorgan cargos y que sólo los usan como membretes. Válgame Dios.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

leal6418-14@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here