Tiempos de Guerra

0
68

Príncipes en la cárcel

Por: Chano Rangel


Después del 2015, en una elección donde no hubo ya partidos hegemónicos, mucho cambio el panorama político de nuestro país y estado, ejemplo claro es Tamaulipas, donde a pesar de cacaraquear el 8 de 8, refiriéndose a las 8 diputaciones ganadas por el PRI-gobierno, nadie en su sana inteligencia quedo contento, ni siquiera los ganadores, por una razón muy simple, ganaron con el 36% del electorado, en la votación más baja de la historia de la entidad.

Ni si siquiera el candidato del III DISTRITO, que fue el de mayor votación en el país, tenia que celebrar, la perdida de votos del priismo era evidente, el hartazgo había tocado fondo, y eso era el reflejo de la votación de 2015, y para el 2016 si algo extraordinario no surgía, entonces los problemas serian más serios, aunado a que en frente, tenia un candidato panista, con mucho tramo recorrido, y que desde siempre desde el ejecutivo, se le minimizo. Y se trato de orillarlo al desprestigio, lo midieron mal, y con saña.

Sin embargo, los príncipes regionales como Eugenio Hernández, Egidio Torre, Fidel Herrera, Cesar Duarte, Javier Duarte, Roberto Borge, Tomas Yarrington, Rodrigo Medina, Humberto Moreira, Rubén Moreira, Roberto Sandoval, Guillermo Padres, Graco Ramírez, Rolando Zapata, se dieron por bien servidos en el 2015, al fin esos triunfos pírricos les daban aire un año más. Pero el 2016, comenzó inmediatamente después de la celebración de triunfo de los ganadores del 2015. Y ahí empezaron los problemas, para todos.

Primero los príncipes regionales, tenia que entregar sus puestos, bajo serias acusaciones de corrupción de Fidel Herrera, Javier Duarte, Cesar Duarte, Roberto Borge y Egidio Torre. Incluyendo a los ex gobernadores Guillermo Padres, Tomas Yarrington y Humberto Moreira, y ahí empezaron a caer, las expectativas de triunfo para el 2016, y así fue, ya nadie pudo parar el camino de Francisco García Cabeza de Vaca, rompiendo 86 años de gobiernos priistas en Tamaulipas, así cayo,

Chihuahua, Durango, Veracruz, Aguascalientes, Veracruz, y las sumas se dieron de una manera alarmante, que al priismo lo puso, con la soga al cuello y en el precipicio. Para colmo, las elecciones no paraban, el 2017, representaba la lucha y el agarrón en la joya de la corona, la disputa del estado más poblado del país, y cuna y señorío del Grupo Atlacomulco.

Entonces las necesidades eran otras, y lo que se pensaba como guardados legales, empezaron a salir a luz, primero en Italia, Tomas Yarrington, y con ello parar la estrepitosa caída de Alfredo Del Mazo en campaña por el EdoMex. Después y 2 semanas más tarde, en Guatemala, Javier Duarte, el ex gobernador prófugo de Veracruz, y por si algo faltara el mero día domingo 4 de junio, Roberto Borge, en Panamá, ex gobernador de Quintana Roo, demasiada coincidencia, pero si PEGASUS, se uso para eso, entonces fue efectivo. Y ahora ya existe ficha y orden de aprensión, en contra de Cesar Duarte, acusado de desviar millones y millones al priismo de Chihuahua. Costumbre ahora tipificada como delito electoral.

Pero los príncipes habían dejado de ser útiles al sistema, y se convirtieron en lastre toxico y dañino para ganar, para un lado y para otro, por eso Guillermo Padres, también esta en la cárcel, y un buen numero de presidente municipales, además de la maestra Elba Esther Gordillo, reina del bien y del mal.

Pero aun falta, la elección de 2018, también llevara consigo, a varios príncipes a la cárcel, las ansias y premura de legitimar a un gobierno timorato, débil y mentiroso, es urgente, y si usted no sé ha sentido espiado, pues no se descarte, porque podría ser el próximo.

Lo que si le aseguro, es que de aquí al 2018, habrá más príncipes en la cárcel. Al tiempo.

De aquello y lo demás…

Hoy se dan cita en Victoria, capital, los consejeros políticos de la entidad, pertenecientes al PRI, por obvias razones fueron citados con antelación, de la visita de Pepe Murat, y Los allegados de Enrique Ochoa Reza, que aún no se digna pisar suelo tamaulipeco.

En el caso de Murat, son los ojos y oídos de Peña Nieto, y su mensaje llegara a Los Pinos, según sea la causa; por eso Los consejeros se citaron antes, bueno a los que fueron requeridos, porque muchos no se les invito. Y he ahí el problema, por que los excluidos han levantado la voz, y se quejan y afirma que: “es el momento de incluir a todos y no ser selectivos” por eso perdemos aseguran y por esas razones de segregación el PRI se encuentra como esta ahorita, hecho garras.

Pero bueno, con esa selectividad de consejeros, habrá encerrona, y los gritos y reclamos, esperemos que no se escuchen tan alto, porque de ser así, solo se confirmaría la agudeza del problema del PRI en Tamaulipas, que son ya conocidos por medio mundo.

chanorangel@live.com.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here