REMACHE DEL CAMBIO

0
37

EMPODERADOS LOS CHOFERES DE RUTA

Por Enrique Zúñiga Castillo


Un amable lector me comentó que en una ciudad tamaulipeca abordó un carro de ruta. Ocupó el asiento del copiloto. Durante casi todo el trayecto, no hubo intercambio verbal entre él y el conductor del vehículo, sin embargo ya cuando estaba a unas cuadras de su destino, otro carro, también de ruta, se le cerró al auto donde iba. El chofer, molesto por la maniobra intempestiva de su colega, comentó:

-Viste lo que hizo ese pendejo.

A lo que el pasajero respondió:

-Pues así le hacen todos ustedes.

-¿Cómo? –preguntó el chofer.

-Sí, eso de meterse en cualquier momento y sin aviso.

Ya el guiador, molesto le respondió:

-Sí pero no me lo digas a mí.

-Te lo digo porque tú empezaste la plática.

-Yo sólo hice un cometario.

-Pues yo también. Es lo mismo. Un comentario.

-¿Y entonces?… Aquí te puedo partir tu madre.

En ese momento, el ruletero se orilló y ordenó:

-Bájate a chingar a tu madre. Rápido.

Mientras el nervioso pasajero abría la puerta para descender, el chofer le da un zape en la cabeza que le desacomoda los anteojos. En tanto, el chofer le amenazaba:

-Si no es porque viene la señorita atrás, aquí te parto tu madre.

Desconcertado por la agresión, jamás esperó una reacción violenta de quien sólo le estaba prestando un servicio y por un comentario hecho sin propósito de ofender, el cliente se retiró pronto del auto para buscar otro que lo llevara a su destino.

Pon una denuncia alguien le sugirió al vapuleado.

-¿Para qué?-dijo resignado-si ni siquiera tuve la atención de ver las placas o el número económico del coche. Además, no creo que le hagan nada.

¡Qué suene la banda, Alma!

La insensibilidad y la ignorancia han prevalecido en la decisión de desparecer la Banda Municipal de Altamira Tamaulipas. En contraste, síndicos y regidores han insertado en las listas salariales a hijos, ahijados, sobrinos, cuñados, parejas, guachomas, etcétera. Esta política forma la suave brisa del cambio encabezada por Alma Laura Amparán, la presidenta municipal. ¿Pensar en reelección?

Remache de estilo para principiantes

Erario: Un frecuente pleonasmo es el uso de la expresión: erario público. Erario significa tesoro público, entonces es redundante agregarle dicho adjetivo.

contrarraya@gmail.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here