PUNTO FINAL…

0
40

Las tropelías del rector…

Por Raúl Aguilar Romero


Cd. Victoria, Tam.- Desde antes de su llegada a la rectoría de la UAT, corrió fuerte el rumor de que Carlos Enrique Etienne Pérez del Río movió lo necesario para que estudiantes, maestros docentes y administrativos le favorecieran con el voto que le permitió después en tomar el mando en la máxima casa de estudios desde el 1 de enero del 2014.

“Cuando el río suena es porque agua lleva”, reza el refrán, y aunque quien ahora es el timón de la UAT diga que son personas cobardes que se ocultan en el anonimato para perjudicarle, los hechos que se han difundido durante su gestión y hasta videos que ya han circulado por las redes sociales lo ponen en evidencia de que su rectorado no esta llevándose con rectitud y justicia.

Quien esto escribe no quiere decir que cree a ojos cerrados de la inocencia de José Amparo Vargas Martínez a quien se le rescindió de su relación como empleado de la UAT, cuando fungía como director de la Unidad Académica de Trabajo Social y Ciencias para el Desarrollo Humano.

Pero los señalamientos últimos en contra de ETIENNE PÉREZ DEL RÍO parecieran no dejar dudas, su silencio así lo demuestra,

Y sí, lo anterior tiene que ver con las acusaciones de abuso de poder en contra del rector por quien fuera directora interina de la misma Unidad Académica, Irma Esperanza Ibarra Flores, quien en un video difundido en las redes sociales acusó a Carlos Enrique Etienne de ser quien se queda con los recursos obtenidos vía cuotas escolares, motivo por el que solicitó se ejerza una auditoria por parte de tres despachos distintos.

Las consecuencias no se hicieron esperar, Ibarra Flores fue destituida también de la dirección interina de la misma facultad, y ella misma grabó el momento en que el rector la despedía hasta sin pagarle la última quincena ni aguinaldo, “gracias señor rector, porque por usted mi familia no tuvo navidad”, se escucha que le dice a Etienne Pérez del Río en el corto video.

Ibarra Flores, acompañada de docentes de la Unidad Académica señaló en rueda de prensa que el miércoles por la tarde en una asamblea universitaria el rector buscará designar al nuevo director, a pesar de que ella asumió la dirección conforme a los estatutos como titular interina.

Aclaró también que nunca un rector ha impuesto director en una escuela, pues la designación se ha hecho a través de procesos que marca el estatuto orgánico.

De las acusaciones contra Amparo Vargas Martínez, dijeron no se han podido demostrar irregularidades en el manejo de los recursos en Trabajo Social, pues incluso se realizó una auditoria por un despacho contable Benavides Treviño y Asociados quien emitió un dictamen y declaró libre de anomalías a la institución.

Pero es solo uno de varios casos que se han registrado durante su rectorado, pues quien tiene la intención de reelegirse por un periodo más carga a cuestas un sinfín de escándalos.

Uno de ellos, la lujosa residencia que tiene en Estados Unidos, adquirida presuntamente luego de tomar posesión como rector. Esa propiedad ubicada en el 1109 1st. St. McAlle Texas, cuenta con cuatro recamaras, tres baños, casi 250 m2 de construcción y tiene un valor aproximado a los 230 mil dólares, échele números, y es un titipuchal de pesos mexicanos.

A ello se agrega el escándalo por la detención en Texas en el mes de marzo del 2016 del piloto de aeronaves de la UAT, Ramiro Ascensio Nevarez, en posesión de 300 mil dólares en efectivo, además de la adquisición irregular de dos aviones.

Por si fuera poco, ETIENNE PÉREZ DEL RÍO ha sido señalado por la población estudiantil como un rector corrupto que dejó ingresar a la delincuencia organizada a la máxima casa de estudios, la UAT.

Pero el largo historial de irregularidades continúa, en el campus Tampico-Madero se denunció la posibilidad de un desfalco, ahí, alumnos de excelente aprovechamiento no recibieron sus becas y tuvieron que vender cacahuates para solventar sus estudios.

Y también el caso de dos becarios en Corea del Sur, a quienes se les negó el pago de becas a quienes le pidieron abrir cuentas bancarias pero a un mes de trasladarse, Modesto Robledo les notificó que no se les autorizó el pago correspondiente.

Pero más sonado todavía el caso de Adrían Etienne Orta, nieto del rector de la UAT, quien se daba vida de magnate en España y Nueva York con dinero de la Universidad, además de percibir un sueldo de 40 mil pesos quincenales como funcionario académico de esa institución, sin que desquitara un solo centavo.

Etienne Orta recibió prestaciones vacacionales al viejo continente, mientras que en la UAT tenía un cargo de director, según denunciaron trabajadores de la máxima casa de estudios.

Aún existen más denuncias en contra del rector, pero será tema del que escribiremos otro día, por hoy hasta aquí la dejamos.

Nuestro correo para lo que guste y mande, raul-131@hotmail.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here