Precisando

0
57

¿Por qué hasta ahora?

Por José del Carmen Perales Rodríguez


 

El estudio que anunció este jueves el Ayuntamiento de Victoria para construir un nuevo dren pluvial, pudiera compararse con la frase atribuida erróneamente a un niño: “Deje preguntarle a mi mamá a ver si está”, porque las lluvias intensas como las del pasado domingo no se presentaron por primera vez en mayo de 2016, es decir no le busquen porque ese estudio ya debe existir desde hace mucho.

Quienes integran la actual administración municipal, desde el alcalde Fernando Agustín Méndez Cantú hasta el empleado con menor sueldo, conocen o al menos algo han escuchado sobre los estragos que causan incluso las lloviznas a las partes bajas de la Ciudad, sin contar con los daños a la infraestructura vial que son precisamente provocados por la falta de curvatura del llamado arroyo vehicular.

Lo que sucedió en el ejido Guadalupe Victoria, uno de los primeros que fue engullido por la mancha urbana, no data de ese domingo sino de hace muchos años y se agravó, por incongruente que se escuche, con la pavimentación de las calles que recorren las avenidas, no me lo han platicado, he estado ahí, he escuchado a sus pobladores que ahora lamentan que hayan permitido desde el Cabildo haber sido “encajonados” por fraccionamientos aprobados en años anteriores pasando por alto la memoria del agua.

Es decir, adivinó usted, se dio luz verde para construir a los pomposamente llamados desarrolladores posiblemente sin haber hecho estudios sobre los posibles daños colaterales, tal vez porque se trataba en ese entonces de viviendas humildes al menos más que las que ahora fueron afectadas, por eso urge arrastrar el lápiz para evitar que el agua cause víctimas mortales como estuvo a punto de ocurrir ese día.

Una cosa hay que elogiar a la actual administración municipal, que tienen el valor de reconocer que sus antecesores dejaron de hacer muchas cosas en materia de drenaje pluvial, además de la voluntad de estar dispuestos a ponerse a trabajar lo más rápidamente posible, todo esto anteponiendo el interés ciudadano al costo político que pudiera traer admitir errores en plena época electoral.

El alcalde Méndez Cantú, junto con la mayoría de quienes integran el gabinete municipal, es una persona bien intencionada, que quiere a su Ciudad, que le duele lo que le pasa a su gente, sin embargo es una lástima que no le vaya a alcanzar el tiempo para aterrizar esta obra que seguramente le traerá más beneficios a ricos y pobres que otras de

relumbrón.

APUNTE.- El deslinde que hizo Baltazar Manuel Hinojosa Ochoa sí le ha traído beneficios, aunque también hay muchos priistas que piensan que le faltó más audacia, arrojo, incluso hay quienes piden una muestra contundente de que la ruptura va en serio, es decir quieren un sacrificio o cuando menos un compromiso con fecha.

Baltazar le ha metido por fin mano a su campaña, a su discurso, por eso nadie se puede distraer, porque de un momento a otro habrá otra sorpresa.

PENDIENTE.- Una pregunta: La cuenta de twitter @ssptam que ahora maneja el Grupo de Coordinación Tamaulipas (GCTamaulipas), ¿se entera de menos hechos violentos?

Aquí los veo, leo y escucho: @JosdelCarmenPR / pr_jc@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here